¿Por qué se debe tener cuidado con la religión?

Libros sagrados hay muchos. Dioses nacidos de vírgenes, también muchos. 3 mil dioses ha tenido la humanidad y las personas arguyen que el suyo es el verdadero, judíos por un lado queriendo desplazar palestinos por venganza escrita en la Biblia, musulmanes por otro lado matando infieles, cristianos quemando científicos, budistas sometiendo a la mujer, Krisna arguyendo: “Siempre que la rectitud decae y aumenta la injusticia, yo me manifiesto; y para la protección de los virtuosos, la destrucción de los viciosos y el restablecimiento de la rectitud, yo encarno de era en era”. Jesús volverá. Mahoma anunció la llegada del Mesías y en fin, muchas historias y todas son gravemente concebidas cuando se aplica la literalidad de los textos. O, cuando se instruye al pensamiento por el desbordamiento de unos libros que parecen arrojar luz y en realidad solo oscurecen con su pasta.


Por ejemplo, la Biblia dice: Levítico 12: 1, 2 & 5 “Pero quiero que sepáis que Cristo es cabeza de todo varón, y el varón es [...] cabeza de la mujer […] Porque el varón no debe cubrirse la cabeza, porque él es imagen y gloria de Dios; pero la mujer es gloria del varón. Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón, y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón.”



Vaya, un vericueto sin salida a modo de laberinto, donde la entrada es la salida y no es tan difícil darle la vuelta, pero después de 2 minutos ahí dentro y habiendo encontrado la salida, a cualquiera convence ese diálogo antinatural, ya que tanto les gusta citar lo natural. 
Por cierto que buscando imágenes para esta entrada me encontré con la nota de que la reina Isabel tiene ascendencia con Mahoma y por lo tanto, tiene derecho a gobernar a los musulmanes. Está para reír. 


O dice (la Biblia):  

Deuteronomio 22: 13-21

Cuando alguno tomare mujer, y después de haberse llegado a ella la aborreciere, [...] y dijese: A esta mujer tomé, y me llegué a ella, no la hallé virgen; entonces el padre de la joven y su madre tomarán y sacarán las señales de la virginidad de la doncella a los ancianos de la ciudad en la puerta; y dirá el padre de la joven a los ancianos: Yo di mi hija a este joven y él la aborrece; [...] pero ved aquí las señales de la virginidad de mi hija. Y extenderá las vestiduras delante de los ancianos de la ciudad. Entonces los ancianos tomaran al hombre y lo castigaran; y le multaran en 100 piezas de plata [...] Más si resultase verdad que no se halló virginidad en la joven, entonces la sacaran [...] y la apedrearan los hombres de la ciudad, y morirá.

En cuyo caso se cae en un fanatismo que no contempla el argumento como contexto. Arguyendo que la moral (dispareja por cierto) es afín al hombre mas no una obligación. Que una mujer muera por no ser virgen es claro ejemplo de que la literalidad de los textos es dañina. 

En mi cabeza corrió la historia de un hombre con pene pequeño que no hace sangrar a su esposa virgen y por disponer que no lo es, la saca y la apedrean. La imagino a ella, a sus 15 o 14 o 16 años, sin entender qué pasa, mirando por todos lados para ver por qué su padre y su madre no hacen nada cuando siente la primer pedrada en su cara, le arde, luego todo se vuelve turbio, hasta que el dolor es tal que pierde el conocimiento. Ve tú a saber cuándo muere. Ve tú a saber dónde se inventaron tantos cuentos los hombres para cometer los perores crímenes por pendejadas como la virginidad o la homosexualidad o la fidelidad. Si al menos buscáramos la honestidad, la solidaridad y la lealtad, no andaríamos de asesinos en nombre del Todopoderoso, que nadie puede demostrar que exista aún con sus hijos y sus enviados. 

Podemos decir que a las grandes corporaciones (sus dueños y directores), jefes de gobierno y jefes de religión, (no digo que todos, hay muchos grupos de poder pero estos son los más poderosos) les conviene que la gente crea que la vida eterna es para todos, podemos decir muchas cosas, pero ya me enojé. Tengan a su Krisna:


Publicar un comentario

Copyright © Pillaje Cibernético. Diseñado por OddThemes