Home » , , , , , , » Panteón a las putas que malatienden

Panteón a las putas que malatienden

Escrito de Tuzo Pillo publicado el lunes, 13 de noviembre de 2017 | 00:00

Las que se quejan porque sin hacer,
aunque dizque jalan, nada reciben
tan solo del hambre han de fenecer
si antes por huevonas no las proscriben.
Todas las putas del ramo,
desde estiradas careras
a las que cobran un gramo,
serán tristes calaveras.
Las que se sienten preciosas
por tener culazo y tetas
como no salgan de ociosas
serán huesos en chancletas.
Las que salen cada noche
a esperar que las inviten
y una jarra a troche y moche
beben sin que las inciten
y después quieren botellas
y privados especiales
pero interponen querellas
a los toques iniciales
serán inertes canillas,
tibias, cuando fueron frías,
raídas de las polillas
y calaveras vacías.
Las que por dentro «no, nada»
y por afuera «jamás»
en una zanja orinada
tendrán su tumba y no más.
Las que el número te dan
prometiendo de cumplirte
y al llamarlas nunca están,
o dicen, por eludirte,
serán tilicas piltrafas
que tendrán en el sepulcro,
en pago por sus estafas,
un cajón vacío y pulcro.
La Flaca vendrá a llevarse
a las que, una vez sentadas,
hallan cómo relajarse
lanzando a todos cagadas.
A las que piden dos chelas,
para ellas y sus amigas,
y, después, hasta las suelas
a renovarles te obligas
por haberlas convidado,
la Pelona justiciera
las hará hueso pelado
en atuendo de tanguera.
A las que piden canciones
cobradas que nunca suenan
la Huesuda a trompicones
volverá ánimas que penan.
A aquellas putas gritonas
que ensordecen a sus clientes
la Calaca hará pelonas
tembeleques y silentes.
En fin, a todas las viejas
que se quejan del negocio
pero nada las pendejas
hacen por salir del ocio
irán derecho a parar
al pozo del camposanto
y aunque quisieren cobrar
no valen sus vidas tanto.
Las rameras hacendosas más ganan
en esta vida difícil, jodida,
aunque sus nombres de siempre profanan
y dicen que se morirán de sida;
lo cierto es que las putas que trabajan
a la Muerte o le rezan o barajan
y en vez de inanición, que es fin abyecto,
encuentran el final de su trayecto
en males de aristócrata opulento,
pese a que mueren pobres, lo comento:
algunas carcomidas de cirrosis
pero las más de recia sobredosis.

Share this article :
Show Comments: OR

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011-2015. Pillaje Cibernético - All Rights Reserved
Template Created by Easy Blogging Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger