Calavera a Walter White

Escrito de E.J. Valdés publicado el martes, 3 de noviembre de 2015 | 20:03

Colaboración especial. Texto de Kevin Daniel Moreno




Don Heisenberg cocinaba
algunos dulces azules.
La Calaca lo miraba
y preparó sus baúles.

La muerte traía ganas
de probar aquella cosa,
pero ahí no había nada
y se puso revoltosa.

¡Pobre Heisenberg! Ha muerto
porque la Huesuda se enojó,
y por ver todo desierto
con entusiasmo lo ahogó.

La Calaca probó meta
vendida por Jesse Pinkman;
ella quedó fascinada,
por esa razón lo admiran.
Share this article :
Show Comments: OR

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011-2015. Pillaje Cibernético - All Rights Reserved
Template Created by Easy Blogging Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger