Home » , , » México no merece apoyo alguno

México no merece apoyo alguno

Escrito de Tuzo Pillo publicado el martes, 30 de junio de 2015 | 20:42

Recientemente, el lector informado lo sabrá aunque sea de oídas, a Donald Trump (a quien cariñosamente he rebautizado como ‘Tronald Dump’) le han llovido los rechazos de parte de empresas y personalidades hispanoamericanas que repudian su, valga la redundancia, repudio público hacia los inmigrantes mexicanos y, según se deduce de sus comentarios subsecuentes, hacia México. Contados casos han mostrado apoyo al escandaloso millonario, uno de ellos es la ex “miss” Navarrete, que se ha querido poner de ejemplo para la ciudadanía, ya que gracias a su arduo trabajo y méritos varios (¿?) le ha demostrado su valía humana de primera mano al citado individuo.

La verdad el caso de este peregrino pre-presidenciable es lo menos relevante aquí. León Krauze muy atinadamente, en un artículo que más que todo ha buscado sobarle los huevos a Univisión, ha sabido mencionar que todo esto no es más que faramalla, circo, reflectores, que Trump es muy afecto a ellos. Si les gusta el término “cortina de humo”, bien puede aplicarse… no con la chaira intención de decir que Peña Nieto está tramando algo, sino con la lógica de que nadie está escuchando nada de los otros precandidatos. Esto es peliagudo y peligroso, definitivamente no porque Trump tenga posibilidades de convertirse en presidente de su país (ya lo dijo el abuelo Simpson alguna vez: “tenemos todo un sistema para evitar que los brutos como tú se hagan presidentes”), sino porque otros candidatos de ideas harto más radicales y carcinógenas pueden terminar beneficiados al promoverse como las equilibradas contrapartes de este bufón de toda la vida. Se trata de una situación de ganar-ganar, los políticos se nutren de los votantes inconformes y el empresario sale en los medios, las noticias y además promueve conflictos legales millonarios que a la postre le enriquecerán las arcas. Yo le doy un par de meses a esto para que se resuelve en favor dél y de sus negocios, pero eso lo hablaremos otro día.

Lo que genuinamente quiero tratar en esta entrada es el hecho de que tantos hispanoamericanos se hayan levantado para, desde su respectiva trinchera, pintarle el dedo medio a Trump. Según las noticias no solamente Univisión ha roto relaciones con él y su asqueroso concurso de belleza, también Televisa, Carlos Slim, Nuestra Belleza México, Ricky Martin, la Miss Colombia y otros han expresado su desaprobación por las ideas expresadas en público por Trump y han decidido abstraerse de “toda suerte” de negociación con él y sus asociados. Debe ser un momento de orgullo para los mexicanos ver cuántos aliados tienen en esta situación tan complicada, pero ¿será que realmente se están solidarizando con México? ¿En realidad hay un cariño por este país elitista, clasista, racista, obediente a los designios yanquis y profundamente desdeñoso de toda la América iberoide? Me parece de fantasía.

Para mí tengo que la verdad es que todo es un perverso montaje. Los hispanos no están solidarizándose con México, están defendiendo su pellejo antes de que les caiga peor. Pero, ¿por qué? Cuando un gringo piensa en hispanoamericanos solamente imagina mexicanos; los colombianos, peruanos, chilenos, venezolanos, cubanos, portorriqueños (con todo y que son quasi gringos), guatemaltecos y demás para ellos son todos del mismo país: México. Los latinoamericanos que radican dentro de las fronteras gringas han aprendido que lo que le caiga a México, por default les cae a ellos también. Lo que menos quieren estos marginados es que los marginen todavía más, de ahí que haya tantas muestras de hermandad, todo son egoísmos y el peor de ellos es el mexicano. México no es un país solidario, no se ocupa de mejorar su trato con los países de su mismo continente, claro con los países iberoides de su mismo continente. Los filtros en las fronteras mexicanas son de lo más estrictos, siempre buscando limpiar de escoria lo que pueda intentar colarse hacia la tierra de su amo Estados Unidos. A los migrantes en México se les maltrata, se les entrega a las mafias, se les tortura y se les mata con toda impunidad, se les trata como basura, porque hasta los putos animales tienen más derechos en este infausto y fracasado país que otros seres humanos, y sin embargo, cuando un todopoderoso empresario se decide a cagarse sobre la mierda que son los mexicanos, éstos no se aguantan y todavía van a llorar tras los faldones de otros hispanoamericanos que la sufren peor, porque se les deja sin identidad, se les obliga a asumirse parte de una nación que también los desprecia.

Incluso otras nacionalidades que a los gringos les disgustan la tienen difícil para conocer México. En mi experiencia personal puedo citar el caso de mi ex pareja, vice-campeona de box femenil de Rumanía, que vino a pasar las Navidades conmigo y mi familia. El trato deplorable que ella y otros que no fueran alemanes, gringos o británicos recibieron al ingresar a territorio mexicano me ha decepcionado de este país y de su miseria para con los de afuera. A poco estuvieron de ultrajar sus derechos humanos y su dignidad, todo en nombre de una soberanía que no existe y de una seguridad ilusoria, porque a la postre a los narcos los dejan pasar y hasta con honores y reverencia los reciben. México no se merece uno solo de los supuestos apoyos que está recibiendo de parte de otros países y de empresas de inspiración iberoide, sería deseable incluso que en lugar de decir que se unen a la causa mexicana, lo que hacen es buscar su propia pervivencia. Lo que México se merece es cada mojado asesinado a sangre fría tratando de entrar a Arizona, Texas o California. México se merece gente como la Navarrete, que prefiere tirarle mierda a sus conciudadanos y decir que ella no le queda el saco porque le ha demostrado a su patrón (y seguramente padrote) Donald que es trabajadora, recta y demás pendejadas. México se merece que Trump le acuse de enviar violadores, narcotraficantes y escoria social, porque este país así se comporta con otros que, en un momento dado, le tienden la mano, aunque sea para no terminar manchados con la misma cagada que escurre de la boca del millonario pseudo político.

Tal vez Donald Trump sea un ignorante, tal vez su xenofobia sea simple reflejo de un cúmulo de prejuicios originados en la soberbia y el alejamiento de la realidad, pero también dentro de México se vive en una ignorancia destructora, una que asesina a indígenas, sudamericanos, pobres e infinidad de personas que, como todos, lo único que quieren es vivir en paz. Ya basta de hipocresías y de hacerse los campeones de la causa del ofendido, que a la postre ha sido más ofensor a lo largo de su malhadada historia.

Share this article :
Show Comments: OR

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011-2015. Pillaje Cibernético - All Rights Reserved
Template Created by Easy Blogging Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger